Los ediles populares solicitan en su propuesta que el Ayuntamiento ofrezca a las Cortes de Aragón la ciudad de Jaca para que sea nombrada como sede para albergar el futuro Museo de Ramón y Cajal, cuya ubicación se decidirá en el grupo de trabajo impulsado por el Ministerio de Ciencia e Innovación

Este mes de mayo se aprobó por unanimidad en la Comisión de Educación y Cultura de las Cortes una proposición no de ley (PNL) para promover la figura del Nobel aragonés en la que se instaba al Gobierno de Aragón para que iniciara los trámites para poder participar en dicho grupo de trabajo que ha promovido el citado Ministerio con objeto de impulsar ese museo.

Para los Populares es importantísimo que el Gobierno de Aragón se ponga en marcha para poder formar parte de ese grupo de trabajo, y consideran más que razonable que este museo dedicado al médico y científico aragonés se ubique en nuestra Comunidad Autónoma. Además afirman que, puesto que se decidió que se definiría su ubicación centrando “especial atención” a aquellos lugares donde se desarrolló la vida de Ramón y Cajal, Jaca claramente no puede quedar excluida de todos aquellos municipios que lo solicitan.

Es más que evidente la vinculación que el Premio Nobel tuvo con Jaca, por lo que no resulta descabellado que dicho museo se ubicara en nuestra ciudad”, señala su Portavoz Popular Carlos Serrano.

En cuanto a la ubicación, desde el Grupo Popular afirman que Jaca cuenta con el lugar idóneo, la Casa Irigoyen. En plena Calle Mayor, donde se ubicaba el núcleo originario de la ciudad ibero romana, cerca del Monasterio de las Benedictinas que alberga el sarcófago de doña Sancha y cerca de la antigua ubicación de los Escolapios de Jaca donde realizó sus estudios primarios. “Ya estaba prevista su rehabilitación como espacio museístico y se podría hacer un magnífico museo dedicado a Ramón y Cajal” comenta Serrano.

Sostienen que Jaca formó parte muy importante en la vida del insigne científico, convirtiéndose en la base tanto de su desarrollo intelectual como en la forja de su personalidad, y el inicio de su afición por la montaña que le llevó a su conocida defensa de la vida sana en contacto con la naturaleza.

Jaca es un destino turístico ya consolidado por el que pasan muchos visitantes, no solo de nuestro país sino también de muchas nacionalidades, con lo que el éxito de este museo estaría garantizado, y se relanzaría aún más la figura de Ramón y Cajal, considerado el padre de la neurociencia”, manifiestan los ediles populares.

Ramón y Cajal merece que su figura tenga reconocimiento en nuestra Comunidad Autónoma y, porqué no, en Jaca”, concluye Carlos Serrano.