El pasado jueves se convocó una nueva Mesa de Desarrollo para finalizar el estudio del borrador de las Bases de concesión de préstamos para autónomos y empresas (créditos blandos) con lo que se espera inyectar liquidez a los negocios, comercios, establecimientos hosteleros y de restauración, sector servicios etc. que se vieron obligados a parar o frenar su actividad por la pandemia del coronavirus y a los que les está afectando especialmente la crisis económica, para lo cual, el Ayuntamiento de Jaca dotó una partida presupuestaria de 800.000€.

De esta forma, podrán recibir los préstamos todos los autónomos, pequeñas y medianas empresas que se hayan visto obligados a cesar su actividad durante el estado de alarma o que, pese a seguir trabajando, hayan sufrido una caída de ingresos superior al 25% respecto al mismo periodo del año pasado.

Las ayudas máximas podrían llegar hasta los 30.000 €, por ello, desde el grupo municipal del Partido Popular han presentado una serie de propuestas que sirvan para mejorar la actual situación de los empresarios de manera efectiva y a la mayor brevedad posible.

Financiación

Para las condiciones de financiación los populares proponen que los préstamos sean al 0% de interés con una carencia de 6 meses desde la concesión y con un periodo de amortización de hasta 5 años en función de la cuantía otorgada. Concretamente de: 3 años para ayudas inferiores a 10.000 € y de 5 años para ayudas entre 10.001 y 30.000€. Asimismo, estiman que es más favorable la liquidación en cuotas trimestrales y no anuales. “Si se trata de ayudar inyectando liquidez tiene que ser con unas condiciones especiales sin necesidad de que el Ayuntamiento obtenga un beneficio con ello y con facilidades en la devolución” según manifiesta el portavoz Carlos Serrano.

Trámites

Además, desde el Partido Popular pretenden agilizar su tramitación, por lo que también proponen que los solicitantes solo tengan que firmar una Declaración Responsable y darles un plazo más amplio para presentar toda la documentación requerida y justificar el gasto. “Las empresas necesitan liquidez y agilidad en la concesión, no es lógico retrasar la aprobación hasta que se haya presentado TODA la documentación porque son trámites farragosos que se pueden dilatar en el tiempo, siendo que ya de por si vamos bastante tarde” advierten los populares.

Nuevos emprendedores

Al margen de lo anterior, en la propuesta registrada por el grupo popular, plantean el crear una línea de crédito para emprendedores que como elemento de futuro se lancen a la aventura de abrir negocios a pesar de las dificultades del momento. En palabras de Serrano, “Deberíamos valorar ese esfuerzo en caso de que se produzca e intentar a ayudar a los nuevos emprendedores”.

Inversiones

Por último, opinan que estos créditos blandos deberían ser compatibles con otras ayudas y que podrán destinarse a sufragar inversiones o a pagar gasto corriente, como los salarios de los trabajadores o el alquiler. 

“Creemos que la mayor parte de la hostelería y el comercio de proximidad cumplen con los requisitos para recibir las ayudas, por lo que es nuestro deseo que les sirvan como ayuda e impulso que a buen seguro repercutirá en la economía local”, concluyen los ediles.