El Grupo Municipal del Partido Popular espera que el equipo técnico, encargado de elaborar las Bases que regularán las subvenciones y los créditos blandos que va a sacar el Ayuntamiento, les pase esta semana el borrador o las líneas que han pensado seguir para poder estudiarlas y hacer aportaciones en la Mesa de Desarrollo. “En general, todos coincidimos en temas básicos, aunque nosotros tenemos unas ideas claras de cómo deberían enfocarse”, afirman los concejales populares que durante estos días han consultado al sector empresarial y comercial de Jaca para conocer su opinión sobre las líneas a seguir para la concesión de estas ayudas.

Subvenciones a fondo perdido

Para los populares es conveniente diferenciar en qué deben centrarse las dos líneas de ayudas. Por un lado, consideran que las subvenciones, para las que se ha dotado de unos 510.000 €, se deberían centrar en las necesidades surgidas consecuencia del Estado de Alarma. Es decir, que puedan optar quienes han tenido que cerrar consecuencia del R.D. de 14 de marzo, modificado el 17 del mismo mes, por lo que han tenido que afrontar unos gastos fijos como alquiler, luz, pago proveedores, etc…mientras sus ingresos eran 0, así como aquellos que han visto disminuidos sus ingresos. En este último aspecto, las ayudas a nivel nacional contemplaban una reducción de facturación del 75 %, por lo que desde el Partido Popular proponen, de modo lógico, que puedan optar los que han visto reducida su facturación hasta en un 40%, ya que han quedado excluidos de las ayudas del Estado y, por lo tanto, que en la subvención se establezca una cantidad mínima y a partir de ahí se plasmen unos tramos para concesión gradual en función del tanto por ciento de pérdida en su facturación.

Créditos blandos

En cuanto a los créditos blandos, para los que se destinarán 800.000€, el grupo Popular lo enfoca hacia algo mixto y entiende que se deberían centrar, por un lado, en todos aquellos problemas que les van a surgir a los comercios y empresas de Jaca tras el Estado de Alarma, como la liquidez para hacer frente a gastos fijos (alquiler, luz, sueldo de trabajadores, pago proveedores, necesidad de circulante, etc…) consecuencia de la más que probable lenta recuperación de la actividad en los próximos meses. Así mismo, por otro lado, para financiar las inversiones que van a ser necesarias, consecuencia de la crisis sanitaria, para adecuar los establecimientos a las exigencias sanitarias y convertirlos en lugares seguros frente al coronavirus tanto para los clientes como para los propios trabajadores.

Añaden que están de acuerdo con que estos créditos se pudieran amortizar de 2 a 4 años como se había sugerido ya, y que la cantidad que se conceda sea un tanto por ciento de la cantidad solicitada para los gastos o las inversiones cuya estimación presenten junto a la documentación, estableciéndose un límite máximo que sugerimos podría rondar los 4.000€-5.000€. “Compartimos la preocupación por el riesgo frente a posibles impagos, ya que se presenta una situación muy complicada a futuro y estamos hablando del dinero de nuestros impuestos, por lo que aconsejamos que el equipo de Gobierno realice las gestiones necesarias con AVALIA para que estudie la posibilidad de avalar estos créditos”, advierte Serrano.

Reactivación de la economía

Así mismo, desde el Grupo municipal Popular afirman que estas ayudas deben ser complementarias entre sí, así como con cualquier otra ayuda que hayan conseguido para la misma finalidad, “todo lo que sea necesario para la reactivación de nuestra economía”, señala el Portavoz. Y señalan que puede ser recomendable poner entre los condicionantes el mantenimiento del empleo, y el número de trabajadores que tiene la empresa o comercio para conseguir una mayor cuantía en las ayudas, así como tener en cuenta los ERTE para lo contrario.

Agilizar los trámites

Los Populares aseguran que lógicamente junto a las solicitudes será imprescindible la presentación de una documentación, que saben que será farragosa, y como en muchos casos las ayudas se necesitarán de modo urgente para poder reabrir los negocios, se debería gestionar todo con rapidez por lo que pedimos que no se exija como requisito excluyente la tramitación electrónica mediante certificado de firma digital.

Con todo esto, el Ayuntamiento no podrá dar abasto, por ello, “proponemos que se siga contando con la Cámara de Comercio para agilizar los trámites de los créditos blandos, ayudando a los empresarios a recopilar la documentación”, plantea el edil popular.

“No inventamos nada, pues ya existen ayudas en otras ciudades y lo único que tenemos que hacer es observar esas Bases y adaptarlas a la situación de Jaca”, explica Serrano, y asegura que todo este esfuerzo debe estar acompañado sin duda de la reducción en los tributos locales, o bonificaciones, asesoramiento para la digitalización de las empresas, fomentar el teletrabajo, así como en trabajar de modo paralelo en efectivas campañas de promoción. “Si no sabemos vender nuestra zona como un destino seguro concederemos ayudas a comercios y empresas, pero no tendrán suficientes clientes para mantener la actividad; además, entendemos que Jaca y la Comarca deben trabajar en estas campañas conjuntamente para rentabilizar recursos”, advierte.

Apoyo al comercio y hostelería

Y concluyen que siempre van a estar para aportar y para apoyar al Equipo de Gobierno y el sector empresarial en la búsqueda de soluciones que beneficien la reactivación de la Economía en nuestra zona.